Para Escuchar

jueves, 30 de julio de 2009

Sólo en tus ojos



No permitas que el silencio cargue
este parque de hojas secas,
no sabes lo absurdo que resulta pensar
que desnudas las palabras con tu gesto
cuando apareces con prisa.
A mi lado se acerca la soledad,
temida compañía que no soporto
cuando descubres tu caricia
para desaparecer.
Vienes, te vas...
permaneces cerca unos momentos
y en la espera sufro la ausencia
deseando tu regreso.
Nunca sabrás cuánto te extraño,
parece que no comprendes
cómo atrapan tus palabras mi alegría,
cómo dominan el brillo de mis ojos.
No entiendes que sin tu aliento
las horas se alargan demasiado,
que tu mirada conserva mi fuerza,
que sólo en tus ojos encuentro el reflejo
que conquista mi sonrisa.

viernes, 24 de julio de 2009

Algo más que publicidad

Supongo que ya los visteis en su momento, no puede dejar indiferente a nadie que tenga un poco de sensibilidad.



... y es que a veces no podemos hacer gran cosa



Sin palabras...

martes, 21 de julio de 2009

Una bonita definición



Jorge Bucay escribe en uno de sus libros:

Estoy convencido de que es imprescindible que seamos capaces de cosechar por lo menos una relación con alguien que no sólo sea importante para nosotros, sino que además consiga hacernos saber que somos importantes para ella.
Alguien que celebre sinceramente cada uno de nuestros logros.
Alguien que quiera acompañarnos tanto en los momentos fáciles como en los difíciles.
Alguien que disfrute de nuestra compañía sin pretender ponernos en la lista de sus posesiones.
Alguien por quien nos sigamos sintiendo queridos aun en los desencuentros, aun después de esos momentos de discusión o de enfado.
Una persona, en fin, cuyo bienestar siga importándonos, aun en los momentos en los que, furiosa por alguna razón o cegada por su enfado, nos asegure que ya no nos quiere; aun cuando, lastimada y dolorida, se empeñe en prometer que jamás nos perdonará.
_________________________________________________

Yo también estoy convencida, si al menos conseguimos una relación de ese tipo (ya sea de amor o de amistad) todo será mucho más fácil. Podremos sentirnos afortunados...

lunes, 20 de julio de 2009

El tiempo pasa

Últimamente tengo la mala costumbre de mirar atrás y a veces me enfado por la rapidez con la que pasan las horas. Nada es eterno, todo es tan efímero como el tiempo que vuela cerrando puertas... sin volver atrás. En ocasiones desearía parar el reloj unos instantes para disfrutar despacio de algunos momentos.




Paseamos por la vida sin parar en el camino y perdemos la belleza de las cosas, cruzamos los días y salvamos las horas con prisa sin pensar que ese tiempo no volverá; viajamos de un lado a otro como quién atraviesa las vías del tren.

Nada nos pertenece, todo se desliza en nuestras manos sin darnos cuenta de lo mucho que necesitamos disfrutar sin prisa. Y cuando el tiempo ha volado nos lamentamos... por haber perdido la oportunidad de recrearnos en los días que han huído.

El tiempo pasa y la vida se nos va... entre silencios y malgastados minutos.