Para Escuchar

jueves, 25 de junio de 2009

Inicio

"Nadie sabe dónde vamos ni lo que nos espera cuando lleguemos, pero lo que sí sabemos es que hay momentos que nos llevan a otro lugar, quizá por ahora sea lo único que necesitamos saber..." (lo escuché por ahí...)




Con el tiempo dejé atrás ese invierno agazapado en la piel, esas lágrimas que paralizaban mi corazón algunas mañanas. Y resultó...
El silencio que llenaba tantas horas se inundó de palabras y las sombras perdieron su color. Ahora siento más, vivo despacio... me desnudo sin prisa saboreando cada instante, me suelto el pelo sin vergüenza y puedo seguir como si en todo momento fuera yo.
He tomado la costumbre de desplegar las alas y coger aire con ansia cuando se presenta la posibilidad de volar. A veces me precipito al vacío sin pensar pero no importa; si dejamos pasar esas casualidades que nos cambian la vida, ¿para qué continuar?.
Es fácil regresar al mundo si te trata bien, lo complicado es caminar con los pies cansados y encontrar en tus pasos una puerta para escapar y decir sin miedo: ¡aquí estoy!, tranquila... no importa qué vendrá, espero...

4 comentarios:

  1. Veo q conseguiste poner el vídeo de youtube :-D No era tan díficil, ¿verdad?

    En cuanto al texto, recuerda q los chinos tienen una misma palabra para designar dos conceptos q para nosotros son diferentes: "crisis" y "oportunidad".

    Espero q todo vaya mejor por casa. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  2. ...te echaba tantísisisimo de menos!!

    ResponderEliminar
  3. Te he dejado una cosita por mi blog, guapa, pasa a recogerlo cuando puedas :-)

    Besazos

    ¿Dónde estás?

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana, todo muy bien; no podemos pedir más. Gracias.
    Estoy liada, elegí un mal momento para abrir el blog y ya mismo llegan las vacaciones...
    Pasaré por tu blog para ver lo que dejaste.
    Un besazo


    Pino, echándonos de menos ¡qué se le va a hacer! Espero estar más a menudo por aquí.
    Un besazo

    ResponderEliminar