Para Escuchar

lunes, 20 de julio de 2009

El tiempo pasa

Últimamente tengo la mala costumbre de mirar atrás y a veces me enfado por la rapidez con la que pasan las horas. Nada es eterno, todo es tan efímero como el tiempo que vuela cerrando puertas... sin volver atrás. En ocasiones desearía parar el reloj unos instantes para disfrutar despacio de algunos momentos.




Paseamos por la vida sin parar en el camino y perdemos la belleza de las cosas, cruzamos los días y salvamos las horas con prisa sin pensar que ese tiempo no volverá; viajamos de un lado a otro como quién atraviesa las vías del tren.

Nada nos pertenece, todo se desliza en nuestras manos sin darnos cuenta de lo mucho que necesitamos disfrutar sin prisa. Y cuando el tiempo ha volado nos lamentamos... por haber perdido la oportunidad de recrearnos en los días que han huído.

El tiempo pasa y la vida se nos va... entre silencios y malgastados minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario